Tijeras y trajes

El PP debería de haber estado encantado de la vida ayer cuando Zapatero anunció su plan severo y drástico para reducir el déficit mediante un gesto audaz e inesperado, dado que siempre ha rechazado tal política.

Las medidas son una mezcla de recortes de gastos y salarios, y la congelación de las pensiones, lo cual se ha denominado el ‘tijeretazo.’ Las víctimas principales son los funcionarios, cuyos salarios caerán alrededor de 5%, y los pensionistas, cuyas pensiones se congelarán a su nivel actual. Los cheques bebé se terminarán y habrá recortes generales en el gasto público, todo en un intento para buscar 15.000 millones de euros. Dado el tamaño de la administración pública, en la que trabaja el 20-25% de la población activa, este plan afectará a la mayoría de las familias españolas y UGT y CC.OO. ya hablan de una huelga general.

¿Por qué ahora? Está claro que es un exabrupto en respuesta a las conferencias de la UE el pasado fin de semana y a los ataques hacia el euro. La credibilidad económica de España a nivel internacional es baja y no le quedaba otra opción a Zapatero que intentar hacer todo lo posible para apaciguar a los enigmáticos dioses de la especulación.

Pero fundamentalmente, estas medidas no solucionarán los problemas principales de la administración pública (su falta de productividad y el exceso de altos cargos) y que el pueblo no considera que sea justo que paguen ellos por una crisis creada por la especulación y la burbuja inmobiliaria.*

En cuanto al líder de la oposición, disfrutó ayer de su momento de crítica dura hacia las medidas del gobierno. Rajoy siguió promoviendo su plan ilusorio para salvar la economía por medio de la destrucción del Ministerio de Igualdad y la eliminación del Vicepresidente Tercero del gobierno. El Partido Popular sólo tendrá la autoridad de criticar la estrategia económica del gobierno cuando ellos mismos apliquen su filosofía hacia el gasto público en sus propias Comunidades Autónomas. Predicar con el ejemplo.

Rajoy debería de haber disfrutado de que la noticia, que se esperaba como titular del día, fuera desplazada por el plan de ajuste. Esa noticia particular fue la reapertura del caso de corrupción contra Camps, Presidente de la Communitat Valenciana, por haber aceptado tres trajes. A Camps le resulta muy mal esta novedad porque tanto él como el PP en general habían esperado que este caso se barriera bajo la alfombra para que pudieran seguir representando el caso Gürtel como unas pocas personas y empresas que se habían aprovechado del partido (ergo el partido es la víctima del escándalo.) Camps permanece en el centro del escándalo y pesar de sus gritos de inocencia, hay evidencia de financiación ilegal del PP valenciano.

Rajoy, sin embargo, sigue diciendo que Camps será definitivamente el candidato del PP para las elecciones autonómicas este año. El hecho de que ellos mismos están metiendo presión sobre el sistema judicial es una asombrosa maniobra hipócrita, puesto que el PP se quejó tan vehementemente de las manifestaciones que apoyaban a Garzón.

Entre escándalos y medidas drásticas ayer fue un día interesante. El PP debería de haber disfrutado mucho de que Zapatero logró dominar los titulares en lugar de Camps y lo hizo por anunciar recortes que el PP demandaba desde hace meses y meses. El PP debería de haberse felicitado, pero en lugar de eso, iniciaron un ataque feroz hacia las medidas y los efectos negativos que tendrán, en un cambio de sentido enorme e ilógico. O quizás no. En la política española lo que importa no es la posición de un partido hacia el asunto en cuestión, sino es oponerse completamente a lo que dicen los enemigos políticos. El PP nunca aplaudirá una medida adoptada por el PSOE, aunque esté de acuerdo con ella. Criticar por criticar, oponerse a lo que dice tu oponente, así es la táctica política española.

*¡Aleluya! Hoy los misteriosos dioses han bendecido a la economía española con un aumento general en las bolsas internacionales. La crisis la pagarán los ciudadanos. Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s