Simplicidad o complejidad: Los que apoyan y los que critican a Garzón

Hace mucho que no tratamos el caso Garzón y dado que sigue ocupando bastante espacio en los medios de comunicación, creo que ya es hora de comentar lo que está pasando ahora.

El viernes pasado Garzón fue suspendido después de que el proceso legal empezara de funcionar a una velocidad increíble, o así nos parece a todos en España que hemos experimentado la velocidad usual de la burocracia y los procedimientos legales en este país.

La solicitud para el traslado de Garzón a La Haya para trabajar de asesor en la Corte Penal Internacional se aceptó el martes de esta semana, hace dos días. No resulta sorprendente que le hayan acusado de intentar evitar la investigación impulsada por la Falange y Manos Limpias (además de las otras dos querellas sobre Gürtel y el Banco Santander). Puesto que a Garzón le interesa mucho investigar los crímenes internacionales, un traslado a la CPI es un buen paso para su carrera, especialmente cuando parece que en España actualmente se vive un ambiente poco propicio para tales investigaciones. El traslado es, sobre todo, un ascenso.

Yo no pretendo ser un experto en asuntos judiciales, pero parece que nadie sabe exactamente lo que va a pasar en este proceso. La investigación se ha caracterizado por el hecho de ser muy atípica en cuanto al procedimiento judicial habitual:

  • Garzón se procesa por el delito de prevaricación, después de declararse competente para la investigación de crímenes contra la humanidad durante la dictadura. Sin embargo, muy pronto cerró la investigación y se declaró incompetente. Todo lo cual pasó en otoño de 2008.
  • Ciertos procedimientos se han acelerado o frenado según, o así parece, los deseos de Varela.
  • Desde 1997 Manos Limpias le denuncian a Garzón 17 veces, pero solamente en 2009 se tomó en serio. Las otras querellas se rechazaron.
  • El CGPC declaró que, para autorizar el traslado de Garzón a La Haya, se necesitaban 5 certificados diferentes. Gómez Begresista rechazó la declaración y dijo que no tenía ninguna base legal.

El debate acerca del delito de prevaricación (no voy a entrar en la cuestión de Gürtel ni el asunto del Banco Santander) se ha cristalizado y se pueden ver dos grupos diferentes, según sus respectivas ideas políticas.

Los que se sitúan a la derecha creen que el caso no se trata de la política, que no hay gente que persigue a Garzón y que se trata, sobre todo, de algo muy fácil y claro: ¿Garzón cumplió o no cumplió la ley? No preguntan nada más, simplemente quieren un ‘sí’ o un ‘no.’ Es un intento de aislar la política y el apoyo a Garzón, y de simplificar la investigación lo máximo posible (así pueden ignorar las contradicciones y conflictos de interés).

Los que apoyan a Garzón, sin embargo, consideran que el caso es un asunto muy complejo, repleto de irregularidades y prácticas atípicas. Para ellos, es un mundo turbio lleno de conflictos de interés, egos y reputaciones, en el que la interpretación es clave. No olvidemos que Garzón, mientras decidía si podía declararse competente, recibía apoyo de otros miembros de la Audiencia Nacional. Los partidarios y los críticos citan a la Ley de la Amnistía, la Constitución y el derecho internacional para defender sus puntos de vista respectivos. Más que un sencillo ‘sí’ o ‘no’, se trata de la interpretación de la ley: lo que significa y cómo se puede aplicar.

Pase lo que pase durante los próximos días, semanas y meses, estoy seguro de que veremos más de este modelo dialéctico de argumentos a favor y en contra de Garzón. ¿Es un caso sencillo de si cumplió la ley o no la cumplió, sí o no, o una mezcla complicada de intereses e interpretaciones diferentes? Está claro que el caso Garzón es un asunto de interpretación en más de un sentido, así que dejo que usted decida.

*Como pie de página interesante a esta entrada, y una extensión de la dialéctica sencillo-complicado, merece la pena considerar el caso Gürtel. El Partido Popular intentar representarlo como un caso sencillo, en el que unas pocas personas se aprovecharon del partido para enriquecerse. Sin embargo, los críticos lo consideran como algo mucho más complicado, con raíces profundas dentro del partido y que tuvo efectos sobre las decisiones y el comportamiento del Partido Popular.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s