La economía

La economía I: Ladrillos y los huevos de oro

¿Qué mejor que la construcción para empezar? El ladrillo ha sido la mayor fuerza motriz de la economía española y lo normal en cada pueblo o ciudad es ver varias grúas rascando el cielo. La construcción ha generado muchísima riqueza para España o, por lo menos, para los ayuntamientos, los constructores y los especuladores. Un generador de riqueza, sí, pero es algo que ha fomentado un mito de desarrollo económico porque la economía no se ha desarrollado de una manera más amplia. La idea de que la construcción podría seguir arrastrando al país hacia el futuro siempre fue poco realista. Claro que es muy fácil decir eso ahora en el medio de la crisis, pero era evidente antes del comienzo de los problemas que era una política insostenible. Comprensiblemente los bancos, políticos y constructores se siguieron aprovechando de la gallina de los huevos de oro hasta que sufrió un colapso. ¿Por qué cambiar un sistema que les beneficia?

Hablan de un millón de parados por culpa del colapso del sector de la construcción. Ahora el PSOE ha publicado un nuevo documento con un plan para crear 350.000 puestos de trabajo en este sector a través de la rehabilitación de edificios. Lo fomentarán con la reducción del IVA y otros impuestos en estos proyectos, y la subida de algunos préstamos. Incentivos atractivos quizás, ¿pero en realidad quién va a financiar estas obras? ¿Les resulta rentable a los constructores realizar este tipo de labor? ¿Se trata de edificios vacíos para vender? Entonces, ¿a quién? ¿O edificios ocupados? Entonces, ¿los ocupantes querrán pagar? El documento no lo deja muy claro.

Parece             que los partidos políticos simplemente están esperando a que la construcción arranque de nuevo. No funcionará. Es un modelo económico que es esencialmente insostenible en un país donde hay un millón de casas sin vender. España está en una posición difícil: además del millón de parados en este sector, hay mucha gente de la clase media que creyó que podía sacar un beneficio rápidamente por medio de la compra y venta/alquiler de una segunda casa. Ahora que la burbuja ha explotado tienen muchos problemas: quieren vender pero nadie quiere (o puede) comprar. O si quieren comprar el precio está demasiado alto porque los dueños necesitan recuperar lo máximo posible. Los precios están demasiado altos en relación a los salarios y además sobran pisos, ¿qué sentido hay en construir más? Los especuladores y los bancos están explotando a los jóvenes. Encima, en el sur, muchas casas pertenecen a dueños extranjeros que tienen bastantes problemas en sus propios países con el tema económico y otros no estarán buscando una segunda casa en la costa del sol. Asimismo los británicos jubilados ven que la pensión está perdiendo valor (por el cambio de libras a euros) y que entonces la vida se les está encareciendo hasta el punto de que algunos quieren volver a su país natal.

Lo que se requiere es un cambio profundo en el foco de la economía. Será doloroso y les afectará a muchos, pero yo creo que es necesario para dar trabajo a los 4 millones de parados, arrancar a la economía y, sobre todo, crear un modelo económico sostenible. Esto precisa inversión, no cortes en el gasto público. El gran problema es el número de parados y el intento de fomentar la contratación no se hace por reducir la inversión. Se necesita una inversión controlada y dirigida.

El ladrillo ha fomentado un mito de desarrollo. Mucha gente se ha enriquecido con el boom de construcción pero los beneficios no se han utilizado para mejorar la economía en general, sino para construir más pisos, mientras los demás siguen luchando para llegar al fin de mes con su hipoteca astronómica. Para algunos la construcción ha sido la gallina de los huevos de oro, pero éstos ya no se ponen. El problema es que los políticos, que durante muchos años se han aprovechado de ese huevo de oro (fruto de los contratos de la construcción), no están dispuestos a sacrificarla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s